Total 0,00 €
Total 0,00 €
Mostrar carro

Puedes ver el artículo completo en el siguiente link. Artículo de María José Pérez-Barco.

Están en todo nuestro alrededor. En productos alimenticios como helados y embutidos; se usan para espesar pinturas y en las estampaciones textiles; en anticongelantes para vehículos y para dar dureza al papel; en cosméticos y en la industria farmacéutica; también como fertilizantes agrícolas, en piensos para acuicultura... Las algas tienen más aplicaciones de las que podemos imaginar. Y muchas más aún por descubrir. Las nuevas tecnologías están permitiendo obtener de ellas productos muy innovadores: se plantea desde crear granjas oceánicas como sumideros de CO2 (porque ellas consumen este gas de efecto invernadero), hasta usar microalgas para el tratamiento de depuración de aguas residuales (eliminan eficazmente la contaminación) o como bioestimulantes en agricultura o como fuente para la producción de biocombustibles, e incluso, ahora en plena pandemia, se han encontrado sustancias en las algas pardas que tienen actividad antivírica frente al Covid. «Se valora la posibilidad de generar sprays nasales que inhiban la penetración del Covid», indica Juan Luis Gómez Pinchetti, director científico en el Banco Español de Algas y profesor en la Universidad de Las Palmas de Gran Canarias.

Con tantos usos y aún más por descubrir, no extraña que la Comisión Europea se haya fijado en ellas. De hecho, ha realizado una reciente consulta pública para tener una visión sobre este sector y promover la industria de las algas en el Viejo Continente. «Porque representan un recurso en gran parte sin explotar que se puede utilizar, con una huella de carbono y medioambiental limitada, para producir alimentos, piensos, productos farmacéuticos, bioplásticos, fertilizantes y biocombustibles», recoge la CE. Por tanto, Europa quiere impulsar esta industria, aumentar la producción sostenible de algas, su consumo seguro y el uso innovador de esta materia prima, objetivos alineados con la nueva economía sostenible que se quiere construir.

Las microalgas

Las microalgas abren otro campo de posibilidades inimaginables. «Se puede desarrollar actividad innovadora y empresarial a partir de cepas que se están investigando», asegura Pinchetti. Es la materia prima con la que trabajan la mayoría de las empresas de este sector en España y Europa, según Margarita de Gregorio. Gracias a la tecnología, sus opciones de mercado van desde la producción de biocombustibles, bioplásticos, biofertilizantes, nutracéuticos, hasta farmacéuticos y cosméticos. «Las empresas buscan nuevos mercados. Se utilizan como alimento para larvas en acuicultura, para reemplazar estimulantes y fertilizantes en agricultura que sean más sostenibles, para el tratamiento de gases de combustión y aguas residuales... Y para biocombustibles, aunque es una tecnología todavía no rentable económicamente», concreta Gabriel Acien, profesor de Ingeniería Química de la Universidad de Almería y vicepresidente de la European Algae Biomass Association (EABA).

En este campo España también puede dar un gran salto. «Contamos con condiciones muy favorables para cultivar microalgas porque tenemos mucho sol y una temperatura idónea, algo que no tienen otros países europeos. Por eso, nuestra producción será más competitiva», cree De Gregorio.

Así lo cree también Gabriel Acien. «Las microalgas tienen muchas posibilidades -afirma-. El problema es que la tecnología aún es a escala pequeña. En el mundo se producen unas 50.000 toneladas al año, muy poco comparado con la producción de maíz, por ejemplo. Sin embargo, crece a un ritmo del 10% anual. En Europa habrá unas 200 empresas, con importantes departamentos de I+D, son biotecnológicas y con personal muy cualificado. Algunas extraen la sustancia y la venden, y otras son también transformadoras y realizan ellas mismas el producto final. Ya hay compañías alimenticias con sus propias plantas para el cultivo de microalgas e introducir así este nuevo elemento en sus elaboraciones».

Sean macro o micro, el mundo de las algas cuenta con un terrible potencial que abre el filón de la innovación para el florecimiento de nuevas empresas y del empleo.

 

Entidades Colaboradoras

Unión Europea

SPEGC

Gobierno de Canarias

BIOASIS

Contactar

iconMuelle de Taliarte, s/n 35214 - Telde Gran Canaria - España

icon+34 928 133 290

icon+34 928 132 830